ÉNFASIS EN CIENCIAS SOCIALES, ÉTICA, POLÍTICA Y EDUCACIÓN

 

 

¿Por qué es necesario pensar la cultura para comprender los problemas con los que se depara la escuela hoy? ¿Cómo discutir los fundamentos de la cultura escolar hoy? ¿Por qué y qué transmitir a las jóvenes generaciones? ¿Cómo discutir asuntos relacionados con la pregunta por la pedagogía?

 

Trabajar en estas sentidas inquietudes lleva a los miembros del Énfasis en Ciencias Sociales, Ética, Política y Educación a esforzarse académicamente alrededor de específicos fenómenos; por ejemplo: la violencia en la escuela, la ciudadanía, la democracia, la participación, los Derechos Humanos, la formación en valores, el abuso de sustancias psicoactivas, las acciones desafiantes ante la autoridad (deserción y ausentismo),las dificultades relacionadas con el aprendizaje (pensamiento, cognición, memorización, destrezas para el conocimiento, pensamiento divergente), así como también, por el denominado fracaso escolar.

 

De igual manera, los profesores vinculados al énfasis trabajan alrededor de preguntas relacionadas con los textos escolares, con la lectura y la escritura y, por supuesto, con las complejidades en la enseñanza de las distintas Ciencias Sociales y su lugar en la escuela;en pocas palabras, la específica problemática en torno a los saberes y su enseñanza (tanto los saberes enseñados en la escuela, como aquellos destinados a la formación en las disciplinas); asuntos que confluyen en los escenarios educativos y que están relacionados con una específica esfera de la práctica humana: la formación.

 

En este marco de inquietudes, cada uno de los profesores vinculados al Énfasis estructuran sus programas de investigación, interrogando para ello el constituido campo relacionado con la pregunta por la formación y, en él, formas de razonamiento que en torno a la pedagogía y el currículo se imbrican con las preguntas y los problemas señalados.Específicos problemas que, mediante el trabajo en puntuales líneas de investigación, buscan abrir ventanas al mundo en el que vivimos y, desde allí, propiciar caminos para profundizar en la comprensión de los saberes y de las prácticas escolares, buscando con sus desarrollos, en todo caso, un lugar para el saber.

Rene Magritte [1898 – 1967], El falso espejo (1935). Imagen tomada de Google.